Una mirada histórica



  Después de su inauguración, la Residencia Hijas de San Camilo en abril de 1975, ha tenido las siguientes ampliaciones:

* 1993-94: Una nueva ala para habitaciones de los residentes con un amplio espacio para actividades terapéuticas y otro para salón de actos.

* 1987-88: Construcción de la actual capilla, abierta al culto en 1989.

* 1998: Edificación de una nueva ala para casa de las religiosas, con espacios destinados a habitaciones para residentes, despacho del médico y su consulta, salas de reuniones, etc.

  Los alrededores de la residencia están ocupados por un amplio y abierto jardín, cuyas obras comenzaron en 1976, aunque sus caminos, parterres, plantación de árboles, etc., no se terminaron hasta el año 1982. Su última ampliación es del año 1999.





  El jardín sirve para estar en permanente contacto con la naturaleza, pero no se ha olvidado, silenciosa y eficazmente, la referencia a la vida religiosa, pues en el jardín se encuentran las estatuas de San Camilo, la Virgen Divina Pastora, la Virgen de Fátima y San José. Hay también una rumorosa fuente presidida por una estatua del Sagrado Corazón de Jesús.