San Camilo de Lelis

Nació el 25 de mayo de 1550 en Bucchianico. Después de pasar por el hospital de San Giacomo de Roma, tuvo la inspiración de crear una “compañía” de hombres que por amor a Dios sirviesen a los enfermos con la caridad y ternura que suelen tener las madres con sus propios hijos enfermos. Eligió el nombre de “ministros de los enfermos” para su obra, que fue reconocida como Orden religiosa por Gregorio XIV en 1591.

El voto más característico de la nueva orden religiosa es servir a los enfermos aún con riesgo de la propia vida, practicando el amor misericordioso con los enfermos a ejemplo de Cristo y viendo al mismo Cristo identificado con ellos (Mt 25, 31-46).

Murió en Roma el 14 de julio de 1614, siendo canonizado por Benedicto XIV en 1746.

Padre Luis Tezza, M.I.

El Padre Luis Tezza nació en Conegliano (Treviso) el 1 de noviembre de 1841. Cuando tenía 15 años entró en la Orden de los religiosos “camilos”.

Además de su atención corporal y espiritual a los enfermos, desempeñó diversos cargos en la Orden: superior provincial en Francia, procurador y vicario general de los camilos en Roma, etc.

A los 59 años es enviado a Perú. Trabajó intensamente en la atención a los enfermos, en el confesonario, como consejero de la Nunciatura Apostólica y de la diócesis.

En Lima, después de 23 años, emprende su camino definitivo hacia Dios el 26 de septiembre de 1923.

Fue beatificado por su santidad el Beato Juan Pablo II el 4 de noviembre de 2001.

Madre Josefina Vannini

La Madre Josefina Vannini nació en Roma el 7 de julio de 1859.

El día 17 de diciembre de 1891, se encuentra con el Siervo de Dios, P. Luis Tezza, que le propone la creación de una nueva comunidad religiosa. Aceptó tal propuesta. Y el 2 de febrero de 1892 nació la Congregación de las Hijas de San Camilo.

El 19 de marzo de 1893 emitió privadamente sus votos religiosos y el 8 de diciembre de 1895 se consagró al Señor con los votos perpetuos, siendo elegida Superiora General, cargo que desempeñó hasta su muerte, el día 23 de febrero de 1911, a los 50 años de edad.

Fue beatificada por su santidad el Beato Juan Pablo II el 16 de octubre de 1994.